Revision y cambio de frenos delanteros y traseros a un vehiculo de la flota de servisa

fe0c85e0-85b3-4de6-bfb3-43d7427fc9a9

Revisión y cambio de frenos delanteros y traseros a un vehiculo de la flota de servisa en Taller San Cristobal

20160213083304 20160213083257

Con el paso del tiempo y según el tipo de coche, los frenos se van desgastando. Para evitar algún susto en la conducción, hoy te contamos cuándo hacer el cambio de pastillas y de discos de freno.

No podemos darte una cifra exacta en kilómetros para hacer el cambio de pastillas y de discos de freno, ya que dependerá en gran medida del modelo de coche que tengas, así como de la utilización que hagas de ellos como conductor. Como norma general, sí podemos afirmar que en ciudad, las pastillas se desgastan mucho antes que si viajas normalmente por carretera.

 

Es recomendable controlar el desgaste de los discos y de las pastillas a partir de los 25.000 km. También deberás tener en cuenta que las pastillas delanteras se desgastan con mayor facilidad que las traseras, en concreto sufren un desgaste del doble en comparación con las traseras.

   Atención al testigo de desgaste

 

No obstante, si no te acuerdas de hacer la revisión, no te preocupes porque los coches actuales suelen incorporar un testigo de desgaste en el panel de instrumentos que se activa, con cierto margen de tiempo, cuando las pastillas están llegando a su fin.

Pero si ya hace algún tiempo que se encendió esta luz y no has podido cambiar las pastillas de freno, te aconsejamos que más vale prevenir: acude cuanto antes a un taller de confianza.

Y aunque esperamos que nunca tengas que recurrir a la cobertura de asistencia en carretera de tu seguro de coche, aun así recuerda que puedes circular con total tranquilidad, pues pase lo que pase, siempre contarás con los mejores profesionales y los vehículos más avanzados en caso necesario.

 

La duración de las pastillas depende del tipo de conducción.

Si quieres comprobar el desgaste de las pastillas de freno delanteras, fíjate qué grosor está en contacto con los discos. Así podrás saber si se están acabando y deberás cambiarlas por unas nuevas. Hay que evitar conducir con unas pastillas muy desgastadas porque los discos pueden sufrir desgaste.

En el caso de coches con llantas de acero o aleación es posible que tengas que quitar la rueda para mirar las pastillas de freno. Por su parte, en los frenos de tambor hay que abrirlo para acceder a lo que nos interesa.

   ¿Cuándo cambiamos los discos? 

Si tenemos un correcto mantenimiento de las pastillas, cambiándolas cuando sea necesario, es posible que no tengamos que llegar a cambiar nunca los discos de freno durante toda la vida útil del coche. Aunque es aconsejable que cada vez que cambiemos las pastillas, revisemos también el desgaste de los discos (si el disco disminuye su grosor mínimo predeterminado, es momento de cambiarlo). 

Pero los discos no sólo se pueden desgastar por el efecto de las pastillas, sino que también se pueden deteriorar al curvarse por un excesivo calentamiento, entre otras causas. Si notas una fuerte vibración en la dirección al frenar, es posible que sea el momento de cambiar los discos de freno.

Aunque se tenga un conocimiento sobre cuándo hacer el cambio de pastillas y de discos de freno, si tienes dudas o notas algo extraño en el coche, lo más recomendable es que acudas a un taller mecánico para que lo revisen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *